Los fusiles militares de percusión fueron un gran avance tecnológico y precursores de los grandes cambios armamentísticos en la segunda mitad del siglo XIX. Podemos considerarlos como armas de transición hacia los nuevos sistemas de repetición y desaparición de la pólvora negra como propelente de las armas ligeras. Su importancia en la historia se debe a lo convulso de las políticas geoestratégicas y los grandes conflictos en que se vieron envueltas. La actual sociedad moderna nos permite revivir y practicar con este tipo de armas con fines puramente lúdicos y deportivos.

 

Elementos de puntería

Como corresponde a un arma militar, son austeros y robustos. Pensados para resistir el maltrato de campaña, y ninguna concesión a la precisión, más allá de servir como referencia aproximada a la hora de apuntar el arma en una dirección y alcance determinados. Puede parecer exagerado, pero es así para lo que se diseñaron.

El Enfield P53 es sin duda el referente para la gran mayoría de fusiles militares de la época. Llevan un alza con muesca en “V” del tipo escalera, ajustable en altura hasta 400 yardas. Para más distancia se levantaba y podía desplazarse para ajustar la altura. Existe una buena descripción en la en Wikipedia.  Ver

 

Los US Springfield americanos en todas sus variantes es uno más de los descendientes del P53 con algunos cambios. Se caracterizan por un alza robusta de tres hojas en “librillo” con distintas alturas. Cada una con una semiesfera y una fina muesca en la base. Y al igual que el Enfield, no tiene corrección en deriva.

Los fusiles centroeuropeos si disponen de un alza con corrección. Algunos modelos, como el Jäger Shutzen 1854 (Lorenz), tanto el alza como el punto están montados en “cola de milano” siendo posible la regulación en deriva, y en algunos modelos, también en altura por hoja curva deslizante.

Otros modelos disponen de alza con todas las correcciones y punto fijo, como es el caso del Württenbergischen. Personalmente no considero que sea mucho más frágil que la del P53, aunque cualquier pieza ajustable es susceptible de ser perdida en condiciones de campaña. Sin embargo es muy útil para ajustar la zona de impacto.

 

Al tiempo de escribir estas líneas el mencionado Württenbergischen disfruta de una amnistía hasta finales de 2020. El motivo fue que en 2018 los oficiales MLAIC consideraron  probado que el alza está situada unos 9 centímetros más adelantada de lo que debiera, por lo que hay que retrasarla para que el rifle sea aceptado a partir de 2021.

 

La mayoría de fusiles militares tienen una distancia de miras que oscila entre los 70 y 80 centímetros. Esta gran distancia entre los elementos de puntería minimiza los errores de angulares. Ello es bueno para el tiro de precisión a larga distancia, pero enfocar elementos a distancias tan dispares es realmente complicado.

Ciertamente podemos y debemos emplear las gafas de tiro con diafragma  ajustable, que nos ayudará mucho a ver mejor los tres elementos, alza, punto y objetivo. Pero aun así resulta complejo poder enfocar bien los elementos de puntería, especialmente en algunos modelos donde el alza queda muy cerca del ojo. También es cierto que escribo desde mi edad, y que los aficionados con la mitad de años, verán perfectamente y apuntarán mejor aun. Knoblock publicó hace tiempo un libreto titulado "La vista en el Tiro deportivo" que considero de interés. Ver

 

Las miras más críticas para el tiro de precisión pueden que sean las de todos los modelos modelos americanos US Springfield, incluyendo al Rémington 1863 Zouave, y sin embargo se trata del fusil original de referencia en los grandes campeonatos, con diferencia sobre el resto de modelos. La mira trasera queda muy cerca del ojo y no tiene posibilidad de regulación alguna. Se trata de un alza en “librillo” con tres hojas de alturas distintas. Todas con un semicírculo para encare rápido y un corte en la base para el tiro ajustado o de precisión, forma que nos recuerda la del modelo Lorenz Extra-Corps Gewehr 1854, del que seguramente procede. 

 

Los Enfield y derivados cuentan con un alza muy elaborada para su función militar, pero nada buena para el tiro de competición, si bien y a diferencia de los Zouave, es bastante más sencilla la corrección en altura, pues llevan un alza abisagrada que los tiradores regulan en altura añadiendo o eliminando papel calibrado en la base. La corrección en deriva no es posible.   

 

Para finalizar este apartado, recordar que lo escrito solo se trata de información básica para tomarla como referencia. Todos los elementos se pueden modificar sensiblemente, manteniendo la forma original, para que los disparos incidan en el punto deseado.

 4.7. Las armas de fuego. Reglas específicas. Resumen.

A. Generalidades

a) Rifles militares

Los rifles y mosquetes reglamentarios, incluyendo el Enfield Volunteer (calibre .577), para su uso en las competiciones nº 1, 3, 9, 10, 32, 37 y 40 están sujetos a lo siguiente:

i) Las armas deberán ser fabricados de acuerdo con los patrones militares, en condiciones inalteradas y con miras de diseño original.

ii) Las modificaciones permitidas en los puntos de mira se limitan al uso de una hoja de repuesto o mira que tenga la misma configuración y perfil que el original. Las alteraciones de las miras originales no están permitidas.

vi) Se prohíbe doblar los cañones de los fusiles para alterar su punto de impacto.

 

Los elementos de puntería no ayudan, pero en eso consiste esta competición, en conseguir resultados deportivos con armas que fueron pensadas con un objetivo totalmente distinto. Es por ello que están muy perseguidas las modificaciones no permitidas en las miras, para evitar ventajas innecesarias. Tanto en el apartado original como en el de réplicas, se puede escoger el arma en la que participaremos, pero no podemos modificarla en nada, salvo en la altura o posición del punto. Para ello se suele añadir una chapa con la muesca desplazada y/o diferente altura pero manteniendo la misma configuración. Cualquier otro añadido o modificación se considera anti-reglamentario, incluso la correa si la empleamos debe ser ajustada a las anillas portafusil originales.

 

En cualquier caso, con todos estos rifles se pueden conseguir buenos resultados deportivos, y de hecho los consiguen. Si bien es cierto que la corrección del punto de impacto resulta más sencilla en unos que en otros, y ello es una ventaja en el tiro de competición, al menos acorta la puesta a tiro. 

 

Sobre la forma de apuntar y los errores más comunes en la puntería con miras abiertas, os remitimos al artículo que publicamos sobre Kuchenreuter. Ver

 

Un afamado fabricante de gafas de tiro recomienda una mejora en el cristal del ojo maestro de entre +0,50 y +0,75 para ayudarnos a enfocar los elementos de puntería sin comprometer en exceso la visión de lejos. Para ello necesitamos emplear también un diafragma ajustable que nos ayude en la profundidad de campo, es decir, que podamos ver bien las tres distancias, alza, punto y blanco, y aunque ello parece una utopía, algunos lo consiguen. Anteriormente ya lo hemos citado e incluido un libreto descriptivo.

 

Ver bien los elementos de puntería resulta primordial para la exactitud de nuestros disparos. Personalmente empleo un fusil original Rémington 1863 Contract Rifle Zouave model, del que solo puedo decir cosas buenas. También es cierto que a medida que sumo años se me hace más difícil enfocar los elementos de puntería, el alza casi la adivino más que verla. Y ahora entiendo una reflexión que me hacia el compañero Manuel Astudillo, uno de los mayores expertos de Minié en nuestro país y de quien tanto aprendí, "José Ramón, la mira trasera del Zuavo no es necesario enfocarla perfectamente, de hecho no es posible, solo debes tomarla como referencia para buscar la posición correcta de la cara, y situar el punto en el lugar adecuado".

Como tirador de arma corta que me considero, jamás entendí que se pudiera tirar con miras abiertas de esa manera, sin embargo ahora entiendo que la presbicia le obligó a adaptarse y perfeccionar su técnica, y esta es la grandeza de algunos deportistas.

 

Y le iba bien, pues es el tirador español con más éxitos internacionales en la especialidad, 3 medallas individuales, incluyendo un título mundial (Italia 2002) y dos diplomas. Consiguió importantes éxitos con su Zouave original, y este trabajo está dedicado a su memoria.

 

Alza instalada con una abrazadera de bisagra en en Rémington 1863 destinado el gobierno español. Se trata de un alza de escalones imitación de la del Enfield P53.

 

 

 

 

Alza de "librillo" de un Rémington Zouave. La misma que usarían todos los fusiles que podemos denominar US Springfield. La hoja de mira más maja se tumba hacia atrás cuando levantamos cualquiera de las otras dos de mayor altura.

 

 

Alza del Enfield P53. Los escalones para distancias medias, y trampilla de apertura con hoja deslizante para largas distancias.

 

 

 

 

Alza del Lorenz Jaegerstutzen 1854. Como casi todos los modelos contemporáneos, está basado en el exitoso Enfiel P53. Tiene un alza muy particular que permite el ajuste en altura y deriva de forma sencilla.

 

 

Alza del Lorenz Extra-Corps Gewehr 1854. Un modelo corto con alza fija montada sobre cola de milano. La forma compuesta de la ranura nos recuerda a los fusiles posteriores americanos, que seguramente se basaron en esta.

 

 

 

Alza del Württembergischen 1857 retrasada a la posición que el MLAIC considera que es la correcta. Se aprecian los dos taladros roscados que la anclaban en la posición anterior.

 

 

 

Punto de mira asimétrico común en todos los modelos del Lorenz. Instalado sobre cola de milano, servía como anclaje a la bayoneta.

 

 

 

 

 

Württembergischen de calibre .54 en su configuración original del fabricante hasta 2018. La comisión del MLAIC decidió que la mira trasera estaba excesivamente adelantada, por lo que decidió dar una moratoria hasta finales de 2020 para que esta fuera retrasada a lo que consideran su posición original que es unos 9 centímetros más retrasada. A partir de 2021 no se admitirá en competiciones ningún rifle de este modelo cuya mira trasera no haya sido debidamente retrasada.

 

Regresar índice Minié


Administrador web.- José Ramón Galán

Página de inicio

Prohibida la reproducción total o parcial.
Copyright 2020. Todos los derechos reservados.