José Ramón Galán Talens

17 de mayo de 2018 

En el mundo antiguo la práctica de cualquier deporte y entre ellos el tiro, no era más que una especie de preparación para el combate. Los avances de la sociedad moderna nos permiten practicarlos con fines puramente lúdicos que conocemos como deporte.

La puntería

La puntería en una pistola de chispa no difiere en nada de cualquier arma corta. Los errores angulares y paralelos  tienen la misma repercusión. Sin embargo no es lo mismo tirar con una pistola de aire comprimido que hacerlo con una pistola chispa. En esta última el disparo no es tan rápido e instantáneo, por lo que los errores se ven magnificados.

Para no repetirnos, os redirigimos a lo descrito en el artículo que dedicamos a la especialidad de Kuchenreuter, COMO APUNTAR, mientras que aquí repasamos las particularidades más específicas.

 

Las pistolas de chispa tienen muchas particularidades que comprometen la puntería y debemos tener en cuenta.

Desde el momento en que liberamos el fiador de disparo, hasta el momento en que el proyectil abandona el cañón ocurren muchas cosas. Se acciona la llave con sus potentes resortes que empujan a la piedra para que golpee con fuerza el rastrillo mientras este opone resistencia para permitir que arranque chispas del mismo. Estas encenderán el cebo y el fuego pasará al interior del cañón iniciando la combustión de la carga y el disparo en definitiva. Contado así suena largo, y verdaderamente lo es, los retardos son una constante cuyos efectos solo podremos minimizar.

 

El objetivo del tirador será el de mantener la concentración necesaria en las miras y la ejecución del disparo, tratando de mantener el arma apuntada en todo momento, incluso tras el disparo. Ello no impide los efectos de un disparo tardo, pero los minimiza.

Las variables mencionadas anteriormente suelen distraer al deportista, especialmente cuando aparecen retardos de encendido, en algunos casos claramente perceptibles.

 

El retroceso es otro factor que juega en nuestra contra, pues acentúa el nivel de estrés emocional. Los tiradores de Cominazzo están acostumbrados al mismo, pero nuestro sub-consciente no siempre está preparado para ello, y en ocasiones reacciona de forma que puede afectar a nuestra competitividad. La llamarada del cebo tampoco ayuda, pues la tendencia será la de cerrar los ojos momentos antes del mismo y como protección “sub-consciente”. Ello nos impide mantener el arma apuntada durante la ejecución del disparo.

El entrenamiento habitual con fuego real suele ayudar a contrarrestar los efectos mejorando el autocontrol.

 

El autor ha observado que las pistolas de chispa, en ocasiones, cambian sensiblemente la zona de impacto. Lo achaco a la dureza e instalación de las piedras, que supongo varían la masa y temperatura de las chispas, aunque no dispongo de estudios que lo avalen. Es por ello que siempre estoy preparado para apuntar sensiblemente desviado para contrarrestar este efecto, pero solo si llego a detectarlo con tiempo.

 

La situación ideal sería la de apuntar de forma correcta a base de negro, y esto será lo más habitual. Sin embargo en ocasiones y por los motivos mencionados, puede cambiar la zona de impacto de nuestros disparos. En competición habría que sustituir la piedra de inmediato, pero no siempre es posible. Es por ello que debemos estar preparados para corregir las miras sobre el blanco, es decir, apuntar de forma que podamos llevar los impactos al sitio deseado. Para ello solo debemos desplazar la puntería con los elementos bien ajustados y sin errores angulares, una especie de error paralelo controlado en una o las dos dimensiones. Ello es posible con entrenamiento (en la foto de abajo vemos una hipótesis).

 

Es esta especialidad, como en todas las de tiro deportivo de precisión con arma corta, necesitamos conocer las técnicas básicas, así como mantener un buen tono muscular y la indispensable higiene mental que nos permita conservar la concentración y autocontrol necesarios.

Pero todo ello no es suficiente, precisaremos de un arma en perfecto estado de tiro y pronta. Sin ello, la más perfecta toma de miras y ejecución del disparo no va a concluir con un disparo preciso y exacto.

 

 

¿Está Cominazzo al alcance de cualquier tirador?

SI, por supuesto está al alcance de todos los tiradores que se inician en el mundo del tiro deportivo con armas de avancarga. No es la más sencilla, sino todo lo contrario, pero el tiro con armas de avancarga es siempre un reto.

En el texto se mencionan todas las posibilidades que pueden arruinar una tirada, y ello puede parecer apocalíptico. Sin embargo no es normal que nos ocurran todas a nosotros. También entra en lo posible que acertemos con la piedra y consigamos un blanco magnífico del que nos enorgulleceremos.

 

¿Cual es la pistola perfecta para Cominazzo?

No existe. Sin embargo las de gama alta nos permiten un mayor margen de error. Quiero decir con ello que serán menos críticas, y que nos fallarán menos. Aun así, todas sufren un gran desgaste cuando son empleadas con frecuencia. Un buen mantenimiento a tiempo evitará que ello afecte a su comportamiento.

 

¿Que valor da a la experiencia en esta disciplina?

Mucho, y sin duda alguna es en esta especialidad donde más se puede acusar la carencia de ella, especialmente a la hora de resolver imprevistos que nos permitan concluir las competiciones con una marca representativa, o incluso ganadora. Es algo que adquirimos en el puesto de tiro, pero que se puede acelerar con la observación y el estudio.

 

¿Hay alguna forma de saber si apuntamos bien?

No estoy seguro de como responder a ello. Personalmente he comprobado que solo cuando veo el fogonazo del cebo estoy seguro de la toma de miras, y mejor si va acompañado de una buena parada y ejecución del disparo.


 


El autor en una competición de Cominazzo. Fuerte reacción de la Manton tras el disparo. Un agarre fuerte y buen tono muscular nos permiten controlarlo de forma que sea lineal. La pistola también ayuda en este aspecto (cuadrillado del lomo y equilibrio de masas).

 

 


Esta sería la mejor forma de apuntar, a base de negro sin enrasar, y con margen para pequeñas correcciones.

 

 


Campeonato de Europa 2007, Parma-Italia. José Muñoz se impuso en Cominazzo con una marca de 97 puntos que iguala el récord mundial de la especialidad.

 

 


Motivación y preparación, pero es necesario apuntar y ejecutar el disparo con serenidad para conseguir los máximos resultados en esta compleja disciplina deportiva.

 

 


La Manton es una pistola equilibrada que permite una buena toma de miras sin impedimentos.

 


En el blanco central apreciamos que la mayor parte de los disparos está en el cuadrante superior derecho. Seguramente debido a una deficiente instalación de la piedra. Cuando nos damos cuenta de que la tendencia es clara, puede que sea tarde para substituirla por falta de tiempo. Es por ello que suele ser más conveniente apuntar a la zona del blanco que consideremos correcta para "llevar" los impactos al centro, o al menos algunos de ellos, porque la probabilidad de "pasarnos" es alta.
A la izquierda la forma correcta de ver las miras.
A la derecha como deberíamos verlas para tratar de corregir el defecto cuando, por el motivo que sea, no se pueda sustituir la piedra. De esta forma no se pueden ganar competiciones, solo salir airoso con una marca representativa.

 

 

Regresar  Cominazzo


Administrador web.- José Ramón Galán

Página de inicio

Prohibida la reproducción total o parcial.
Copyright 2018. Todos los derechos reservados.